Niegan que un docente esté vinculado con una red de Trata de Personas en Tucumán

Foto Ampliada

Luego de siete allanamientos, realizados durante el viernes pasado, el juez Bejas ordenó la detención de un maestro de escuela primaria. Según el expediente de la causa judicial, entre las pruebas que surgieron en su contra, hay fotografías en las que aparece en el inmueble ubicado en Marco Avellaneda 666. Juan Rafael Sarmiento enseña por las tardes en el primer grado de una escuela del barrio San Martín. Sin embargo, la Justicia Federal lo investiga, ya que sospecha que por las noches administraba el dinero de una banda dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual.

Sarmiento tiene 37 años y fue detenido el viernes durante los allanamientos realizados por Gendarmería Nacional, ordenados por el juez Federal N° 1 de Tucumán, Raúl Daniel Bejas. El hombre estaba en la casa de Mercedes Medina (también detenida y acusada de liderar la presunta banda), en Marco Avellaneda al 400.

“Él alquila un monoambiente en ese domicilio, vive allí. No tiene ninguna vinculación con actividades ilícitas”, explicó el abogado José Luis del Río, que defiende a Sarmiento junto al letrado Juan Carlos Valor.

Las principales pruebas que la Justicia tendría contra el docente, según afirmó del Río, serían unas fotografías que le tomaron saliendo de una propiedad de Medina. “Es la casa donde él alquila, no es el ‘hotel California’ (el prostíbulo ubicado en Marco Avellaneda 666). Hay que analizar el contexto de las fotos, pero en ninguna se lo ve en compañía de mujeres ni en nada ilícito”, manifestó el abogado.

La otra prueba que habría en contra del docente sería un recibo firmado por él en el que consta que le habrían entregado un dinero. “Sarmiento dijo que nunca ha firmado nada, tendrán que verificar que es su firma. Y en cuanto a las escuchas telefónicas, vamos a estudiar el contexto de cada conversación”, aclaró el abogado.

La denuncia por la que comenzó la investigación fue realizada el 30 de mayo por los abogados de la fundación María de los Ángeles. El juez Bejas ordenó a Gendarmería Nacional que realizara una investigación reservada sobre una presunta banda dedicada a la trata de personas.

La fuerza de seguridad nacional, entre otras medidas, realizó escuchas telefónicas durante tres meses. Así, determinaron que Mercedes Medina y su esposo Ernesto “Negro” Robles, serían los dueños del prostíbulo “California” en Marco Avellaneda 666, y de otro ubicado en el pasaje Sargento Gómez, en “El Bajo”. Además de Sarmiento, según la acusación que realizó el juez, la supuesta banda también estaría integrada por María Juárez, Eduardo Loto, Susana Figueroa e Iván Frías. Los siete acusados fueron detenidos durante los allanamientos del viernes.

El abogado dijo que Sarmiento tiene una calificación sobresaliente en sus trabajos. Desde las 14 hasta las 18 enseña a niños de seis años. Luego se desempeña como secretario administrativo en el turno noche de una escuela céntrica.

Aunque la primera vez que estuvo ante Bejas optó por no declarar, sus defensores pidieron ayer que se le permita dar su versión. El juez fijó una nueva fecha de audiencia para el lunes a las 11.  Los otros imputados también solicitaron lo mismo, ahora que conocen el contenido de la investigación por la que están acusados.

Fuente diario La Gaceta (Tucumán- Argentina)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s