La Independencia Argentina no se conquistó en un día

En 1816 se cierra un ciclo que tuvo su epicentro en una Independencia en “clave federal” sancionada en 1815.  El historiador, Alberto Lettieri, director Académico del Instituto de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego,  quien este último fin de semana disertó en la provincia, sobre el proceso independentista, en el marco de las jornadas de reflexión histórica que organizó el Observatorio de la Ciudadanía, la Declaración de la Independencia, representa  el “acto simbólico –que- cierra el 9 de julio de 1816, un ciclo que yo he denominado “Ciclo Independentista” que en realidad toma 3 momentos que son claramente identificable y que tienen 3 secuencias, que son la Asamblea del año XII primero, la sanción de la Independencia en 1815, en “Arroyo de la China, Concepción del Uruguay y finalmente la consagración de la actual Argentina, que quedaba fuera de esa primera sanción de Independencia de 1815, en 1816. Es interesante ver este proceso en perspectiva, porque en realidad la historia oficial, nos ha mostrado un 1816, asociado con la independencia de España, fundamentalmente del territorio del Rio de la Plata, pero hace omisión deliberadamente de lo que fue la sanción previa en 1815, de una independencia previa en clave federal, a partir de lo que era el antecedente del “Pacto Federal Argentino”, a partir de una iniciativa de Artigas (Independencia de los Congresos de Oriente) y del respaldo de las provincias de Corrientes Santa Fe y Entre Ríos, además de poblaciones negras y de pueblos originarios, las misiones y una delegación cordobesa, es decir hay todo un nucleamiento que sanciona la independencia y en realidad quienes sancionan la independencia en 1816, son las provincias que habían quedado fuera que eran las que habían quedado bajo la órbita de Buenos Aires, es decir las provincias del centro y del noroeste actual del territorio nacional. Estos es muy importante porque mientras que, en el caso de la sanción de 1815, no hubo ningún tipo de disidencia respecto de la sanción de la independencia, en 1816, vemos ue resistencias muy importantes de algunas oligarquías y sectores comerciales del nor oeste argentino que están muy vinculaos con lo que había sido todo el sistema comercial con todo lo que había sido todo el sistema comercial español, por eso el papel tan determinante que va a determinar la sesión de San Martín, inclusive  -que hasta tenia previsto- intervenir con sus tropas en caso de que la solución independentista no se tomara rápidamente.

Dependencia cultural y  procesos de aculturación

Al ser consultado sobre si existe en la sociedad el espíritu independentista que   destacaba a San Martín,  Lettieri,, indicó que “Los países centrales nos siguen viendo en términos coloniales, de hecho lo vemos en las políticas implementadas a partir,  de  1955, sobre todo de la dictadura cívico-militar –y de la década del 90 con- el alfonsinismo y posteriormente en las gestiones de (Carlos) Menen o de (Fernando) De la Rúa, todo lo que tiene que ver con la privatización de los recursos, la extranjerización de la economía, del poder financiero, el nivel de la educación, el intento de generar una red internacional de la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria), y tratar de generar ciertos estándares en términos de exigencias y calidad educativa, que son impuestos desde el imperio; lo que tiene que ver con las políticas económicas del Fondo Monetario –Internacional-. Claramente vemos una dependencia económica que intenta permanentemente reinstalarse, que los gobiernos nacional y popular desactivan. Pero en la medida en que no se desactiven en forma de reforma constitucional y –que no se rompa con- la dependencia cultural –y- los procesos de aculturación que son los que  en definitiva marcan la pauta de dependencia más profunda y que tienen una enorme vigencia hoy en día, eso lo vemos por ejemplo en los contenidos escolares en nuestras escuelas”.

La educación se debate entre la construcción de ciudadanos y la construcción de consumidores

Para el Historiador “La visión sarmientina en la escuela es muy útil para generar obediencia, un orden vertical, rutinizar la dependencia en términos de que los sectores económicos más concentrados naturalmente tengan el control de la sociedad. Es una visión que en términos de obediencia social y de la concentración de la riqueza y el poder es muy útil lamentablemente es muy instrumental. Ahora vemos que surgen sectores democráticos entre el espacio nacional y popular que estamos tratando por ejemplo a partir de la publicación de textos –dar respuestas- a procesos como en la ciudad de Buenos Aires-que- ahora pretende suprimir historia en el cuarto y quinto años -del secundario-, justo en el momento en que los jóvenes votan; o Educación Cívica o materias vinculadas con la dimensión técnica de la enseñanza, reemplazándolas por –materias tales como- formaciones del consumidor o materias similares. Acá hay un debate muy profundo en términos de si la enseñanza debe ser para construir ciudadanos o para construir consumidores  y esto se encuentra la concepción sarmientina de la jerarquía y de la subordinación y de la capacidad de establecer premios y sanciones por parte del docente, claramente un auxiliar notable. Ahora lo importante es ver que en la educación existen contenidos como la “Revolución Libertadora”-que en realidad fue- un golpe de Estado brutal en nuestra sociedad, claramente esta marcando una matriz. O nuestro sistema de efemérides que lo que hace es consagrar las efemérides de esta historia oficial, que han sido los responsables de poner la subordinación en nuestro país”.

La Cultura y la Educación materias pendientes en la independencia Argentina

El director del Instituto Dorrego, indicó que para revertir este proceso se está librando  una “batalla –cultural- profunda, pero estamos tratando de llevarla adelante a través de capacitaciones, de cursos, de publicaciones de programas y espacios que se nos abren, de actos públicos. Me parece que estamos tratando de generar una reacción en la sociedad ya que no existe una política concreta a nivel institucional  para tratar de profundizar rápidamente este cambio”.

Respuesta de los jóvenes

El Doctor en historia, remarcó que en este contexto “Los jóvenes que se insertan en la práctica política reaccionan maravillosamente. –Mientras que- los jóvenes que no tienen incidencia o pertenecen a sectores opositores y que claramente tienen una visión de su proceso de formación más asociado al consumo que a la ciudadanía, en realidad ven como un alivio que una materia tan espantosa como es Historia, de acuerdo a lo que es en las formulaciones oficiales desaparezca de la curricular”, indicó Lettieri.

Fuente: El Club de la Pluma (Radio Inédita Córdoba – Argentina)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s