Arte en la Selva Tucumana

Arte en la Selva Tucumana

Cuando las voluntades se suman un paisaje ruinoso puede convertirse en un espacio para la cultura. Este es el caso de “Selva” exposición de arte efímero que se realizará este viernes 31 de mayo. La prometedora muestra, que tendrá visos de glamur, se iniciará a las 14 horas en “La Primera Confitería” de San Javier. En este marco escénico, en que el habrá una sesión de fotos, se exhibirán las obras los artistas plásticos Adrián Magarzo, Roque Manzaras, Mauro Ignacio Estrada, Ivana Villagra y El Fabri (curador). La Performance estará a cargo de Lucas Casasola. El Proyecto “La Casa de las Muñecas”, conformado por un grupo de jóvenes artistas, creativos y difusores culturales, que dirige el antropólogo y fotógrafo Andrés Herrera, demostrará que para el arte es posible la coexistencia de la creación y la destrucción, en la abandonada casona ubicada en el cerro tucumano. Alguien dijo que “El pasado está en los pasos dados, el presente en la acción y el futuro a la vuelta de la esquina y sobre el mismo camino”. Bajo esta frase y teniendo en cuenta la deuda que el Estado mantiene con el tradicional inmueble que pertenece a la sociedad tucumana, podría iniciarse a través del arte, la restauración física e histórica de La hostería Parque Aconquija, a la que se la conoce como Primera Confitería, que fue inaugurada el 22 de mayo de 1938, bajo el gobierno de Miguel Campero.

“Selva”

El nombre para la exposición fue lógicamente elegido por el contexto en el que se va a desarrollar la muestra. “Selva”, en su significación, está vinculada con “la cuestión sutil de género, tanto en lo biológico como cultural”. “Selva” además de representar lo gestacional, simboliza lo femenino. En una concepción sutil, la selva, se fusiona con el erotismo por el placer que genera en los sentidos y en el deseo el “poseer” una obra que ha conmovido. Los organizadores indicaron que este lugar hoy derruido, fue seleccionado cuidadosamente para que “El arte forme parte de la conservación, porque el arte de la conservación, de la preservación es la educación”. Para el grupo de creativos, la Casona funcionaría perfectamente como “Espacio cultural, único en Tucumán- y en la región- que podría perfectamente fusionarse con el turismo de naturaleza y de esta forma generar concientización en niños, jóvenes y adultos, sobre la importancia del cuidado y preservación del arte y el medio ambiente.

Las limitaciones del arte

El Fabri, (Fabricio Paredes, licenciado en artes plásticas), al referirse a la importancia de una intervención artística en un lugar abandonado, como lo es La primera Confitería, explicó que ”Más allá de lo que dice cada pintura (que se va a exponer), hay un trasfondo que es la acción de montaje de la muestra en un contexto distinto” que valdrá para subrayar que “El artista no tiene un espacio alternativo donde exponer. Si bien es un discurso repetitivo”, el licenciado, también reconoce que tampoco “los artistas se ponen las pilas para generarlos”. Al respecto El Fabri lamento que la provincia no pueda contar con “La Punta” y “La Puerta”, espacios de arte alternativo, que en otros tiempos además de exponer se podían organizar concursos y dictar talleres. El artista plástico, destacó además que esta situación se genera porque en Tucumán “Tampoco hay una escuela de gestores, falla importante en la carrera de Arte. Es como crear semilleros de jugadores donde clubes donde ubicarlos”. Ante la falta de escenarios públicos, los artistas deben optar por el alquiler de sitios privados, en los que el costo para poder realizar sus presentaciones son elevados. Además la repercusión y apreciación de sus trabajos dependen de los gustos o preferencias del público, por estos lugares. La falta de apoyo por parte de las autoridades para promocionar el arte, hace que el artista pierda visibilidad. Sin exposiciones, bienales y ferias, su valoración en el mercado es nula. Hoy existe un posibilidad de revertir al menos en su mínima expresión esta situación, a partir del Proyecto ”La Casa de las Muñecas”, iniciativa cultural que busca el apoyo, sostenimiento y difusión del trabajo de la mayoría de los artistas locales, que no encuentran un espacio de acción. Partiendo de la infraestructura ya establecida en La Primera Confitería, y dejando de lado intereses económicos y burocráticos, de cualquier gestión de gobierno, la cultura estaría al alcance de todos, si simplemente existiese la voluntad política de unos pocos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s