Una española es experta en “acrobacia vaginal”

El Sexódromo: El increíble show de la acróbata vaginal

Sonia Moreno Jiménez más conocida como Sonia Baby,  es una actriz porno española. Vive en Barcelona pero nació en Sevilla. Desde chica se dio cuenta de que tenía un don muy especial, podía introducir cosas en sus zonas íntimas y hacer de eso una original manera de ganarse la vida. Así, montó un show espectacular que pasea por todas partes del mundo. La platea masculina la aclama y pide que repita, cuando se lastima, asegura que la aplauden mucho más. Las mujeres le envidian su talento y ella les aconseja que practiquen un ejercicio específico durante quince minutos al día y obtendrán resultados asombrosos que ni ellas mismas podrán creer, relato el portal Tierra. Por su parte, el diario “Día a Día de Córdoba (Argentina),  indicó que Sonia se define como “una ‘tía’ muy normal”,  en su perfil de Twitter. Pero si le echamos un ojo a su resumen, descubriremos que esta deslumbrante rubia oculta habilidades extraordinarias que la han hecho acreedora de la etiqueta de “acróbata vaginal”.   La descripción de la “acrobacia vaginal” nos la acerca cortésmente la misma Sonia. “Se trata de demostrar que los músculos vaginales se pueden dilatar y contraer de una forma extraordinaria. Yo demuestro que puedo tener una capacidad de dilatar de una manera extrema y manipular objetos”, ilustra vía telefónica. Por supuesto, como cualquier proeza física, la de Sonia requiere entrenamiento y disciplina. “Me considero una superwoman”, declara la española entre risas. “Es algo que me ha costado años desarrollar, me he ‘tirado’ 14 años de mi vida practicando, innovando y tratando de llegar a los límites”. De hecho, ahora Sonia tiene una meta suprema en mente: quiere un récord Guinness esforzando al máximo sus capacidades acrobáticas. “Me encantaría poder ver si mi cuerpo me da la capacidad de hacerlo”, declara ansiosa. Sobre sus presentaciones, la mujer  señala que “Me retoqué, me hice algunas cositas y estoy mucho más fina, con una línea más elegante, con aspecto de chica pin-up americana, tatuada”, explica ella, agregando: “Este año voy a ir un poco más por la línea del cabaret”, cuenta ella. “Traigo también un poquito de lo de España, flamenco y algunas cositas andaluzas. Es algo con más glamour, más vistoso y elegante”.  Sonia opina que su espectáculo “no tiene nada que ver con el porno” y  aclara que en su nuevo show no hay desnudo total. “Llevo pezoneras y una braguita (bombacha) de color carne, no se me ve nada. Es algo mucho más provocativo”, explica. Pero por lo general en sus presentaciones según lo cuenta la revista Rolling Stone, “Sonia Baby se materializa en el escenario, con su melena rubia y sus curvas peligrosas. Sólo lleva un corsé, unas braguitas, unos zapatos de tacón y un tocado. Entre bailoteos sexys y movimientos lúbricos, se lo quita todo, hasta quedarse como Dios la trajo al mundo. Acto seguido, perpetra un sinfín de acrobacias con su vagina: se mete un collar de perlas de 90 metros, se saca una cuerda con banderines de 150 metros, enciende una bombilla de 60 watios, lanza pelotas de ping pong, abre una botella de Coca Cola, fuma y toca un silbato. Finalmente, retiene medio litro de agua en su poderosa vulva y lo expulsa a presión, salpicando a los mirones que ocupamos las primeras filas. Rolling Stone, califica a Sonia como “un de las pocas contorsionistas sexuales del mundo”.  La revista destaca que “Sonia, nacida en Elche en 1981, jura y perjura que no hay trampa ni cartón –en sus actuaciones-: “Por ejemplo, para preparar el show de los banderines tardo unos 45 minutos. No hay truco, lo he demostrado todo ante notario”. Eso sí, una acróbata vaginal necesita un duro entrenamiento: “Utilizo bolas chinas de silicona para contraer y fortalecer el músculo vaginal. Aprendí mucho de las japonesas, que conseguían que sus maridos llegaran al orgasmo en dos minutos”.  Sonia confiesa que empezó a jugar con su entrepierna por amor: “Siempre he tenido fuerza en la vagina y cuando aún era muy joven decidí utilizarla para hacer feliz a mi novio; darle un gran placer y que no me dejara”. En la actualidad, es Sonia la que va por ahí rompiendo corazones: tras ser portada de Playboy, de Interviú y protagonista de un buen puñado de películas porno, se ha convertido en una sex symbol de culto”, señala Rolling Stone.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s