Estudio revela que el maltrato a inmigrantes resulta lucrativo en EE.UU.

Los abusos que sufren los inmigrantes y prisioneros surgen como un negocio lucrativo para las compañías estadounidenses, al tiempo que se realizan avances en los acuerdos para la reforma de las leyes migratorias en el Congreso de Estados Unidos. Encarcelar a inmigrantes es un negocio lucrativo, según lo reflejan los dividendos de reportados por la Compañía GEO Group -considerada la mayor operadora a nivel mundial de centros penitenciarios, correccionales, psiquiátricos y de detención de inmigrantes. Durante el primer trimestre del año la compañia GEO Group registró un aumento de sus ingresos en un 56 por ciento. El valor porcentual corresponde a 23 millones 420 mil dólares de utilidades, una cifra que supera los resultados del pasado año, tiempo en el cual obtuvo ingresos cercanos a los 15 millones de dólares. El presidente de Geo Group, George Zoley, indicó que los resultados obtenidos por la compañía reflejan el “buen resultado operativo y financiero de nuestras diversificadas unidades de negocio”. Con base en estos ingresos, Zoley anunció la posibilidad de concretar un acuerdo para adquirir el centro de detención de inmigrantes Joe Corley, en el condado de Montgomery, Texas, por 65 millones de dólares.

Estadounidenses indignados

Durante el pasado mes de abril, la compañia estadounidense retiró una oferta de 6 millones de dólares a Universidad Atántica de Florida, cifra que ofreció a cambio de denominar con su nombre -Geo Group- al estadio universitario del centro de estudios. Geo Group abandonó la oferta tras la presión estudiantil y comunitaria que denunciaban los abusos que padecen los inmigrantes y reclusos en sus instalaciones. De la misma manera, defensores de los derechos humanos de los inmigrantes han acusado a la compañía por las malas prácticas -hacinamiento, falta de atención de salud y represión de las que son víctimas los detenidos e inmigrantes. De acuerdo con un artículo publicado por el diario The New York Times, al menos 300 ciudadanos que ingresan ilegalmente a Estados Unidos son sometidos al confinamiento solitario diariamente por el Servicio de Inmigración y Aduanas. Según el artículo, muchas de esas personas han permanecido hasta 75 días en estrechas celdas de castigo y acceso restringido para comunicarse por teléfono. Una práctica ilegal debido a que los inmigrantes son detenidos bajo cargos civiles y solo deben permanecer bajo custodia hasta comparecer ante los tribunales por falta de documentación. Por otra parte, un reporte de la Agencia Pública de Noticias del Ecuador y Suramérica (Andes), alertó que la reclusión solitaria puede provocar daños psicológicos a los detenidos -como paranoia y pérdida de memoria- y puede originar depresión, intenciones de suicidio y de automutilación.

Fuente: Telesur

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s