Segunda Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial

La Segunda Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, que se  celebrará del 6 al 12 de mayo de 2013, ofrece una oportunidad única para llamar  la atención hacia la seguridad de los peatones. Todos somos peatones: en algún momento decidimos ir a algún sitio andando o, como mínimo, empezamos y terminamos a pie la mayoría de nuestros desplazamientos. Para caminar no hacen falta peajes, combustibles, permisos ni registros. Las facilidades para caminar son parte integral de la habitabilidad de nuestras comunidades. Los peatones representan aproximadamente una cuarta parte de las muertes anuales por accidente de tránsito. Debido a la falta de atención a sus necesidades y a la tendencia de los últimos decenios a favorecer el transporte motorizado privado, los peatones tienen hoy mayor riesgo de muerte, lesiones y discapacidad. Muchos de los fallecidos son niños y ancianos. La mayoría de las muertes se producen en los países de ingresos bajos y medios, entornos en los que la rápida motorización plantea retos adicionales; no obstante, la seguridad de los peatones es motivo de preocupación en todos los países del mundo. Es mucho lo que se puede hacer para facilitar los desplazamientos a pie, proporcionando instalaciones seguras, fiables y accesibles a todos los peatones. No hay ninguna medida aislada que por si sola permita abordar adecuadamente todos los riesgos a los que se enfrentan los peatones en diferentes entornos. Entre las más eficaces se encuentran la limitación de la velocidad de los vehículos; la separación de los peatones del resto del tráfico por aceras y pasos de peatones; el aumento de la visibilidad de los peatones, y el comportamiento responsable de todos los usuarios de las vías de tránsito. La promulgación de leyes apropiadas en relación con esas medidas, la mejora de su observancia y los enlaces con otros medios de transporte pueden salvar vidas.           Garantizando la seguridad de los peatones se fomentarán los desplazamientos a pie, que a su vez mejorarán la salud. Caminar reduce el riesgo de cardiopatías, accidentes vasculares cerebrales, diabetes, cáncer, demencia, depresión y obesidad. La reducción de los desplazamientos en vehículos motorizados reducirá asimismo la contaminación atmosférica y acústica, lo cual también repercutirá positivamente en la salud. Caminando podemos estar más sanos, delgados y en forma, y este modo de locomoción podría convertirse en la opción más segura, práctica y agradable para la mayoría de los desplazamientos.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s