El Gobierno no aceptaría la renuncia del juez Piedrabuena

El juez Alberto Piedrabuena renunció a su cargo de vocal de la Sala II de la Cámara Penal para acogerse a los beneficios de la jubilación. Sin embargo, nada hace presagiar que en el corto plazo vaya a disfrutar del retiro, ya que el Gobierno tendría decidido rechazar su dimisión.  Piedrabuena integró el tribunal que absolvió a los acusados de secuestrar y prostituir a María de los Ángeles “Marita” Verón. Por ello, enfrenta un pedido de destitución junto a Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano. A fines de diciembre, Herrera Molina había adoptado similar postura que Piedrabuena, aunque hasta aquí no logró hacer efectiva su renuncia debido al inédito rechazo del Poder Ejecutivo.  Piedrabuena presentó su dimisión en Casa de Gobierno y la Corte Suprema de Justicia con el objeto de jubilarse. Paralelamente, solicitó mediante un escrito al presidente del Jurado de Enjuiciamiento, el vocal de la Corte Daniel Posse, la inmediata aplicación del artículo 15 de la Ley 8.199, que establece el inmediato archivo de las actuaciones (de juicio político) ante la existencia de la renuncia del acusado.  En ese texto, con el patrocinio del abogado Arnaldo Ahumada, el juez insistió en que el proceso de destitución iniciado en su contra constituye un linchamiento público. Luego, hizo un resumen de la actuación del tribunal que integró en el juicio oral por el caso de Marita Verón, y cuestionó el procedimiento llevado a cabo en la Legislatura tras el pedido de enjuiciamiento solicitado por Susana Trimarco, madre de la joven desaparecida en 2002. “Ofrecimos 47 pruebas, todas denegadas salvo un testimonio. Pedimos sesiones públicas y televisación, también nos denegaron el planteo”, enumeró Piedrabuena respecto de la actuación de la comisión de Juicio Político, órgano que elevó la acusación ante el Jury.Actualmente, el proceso contra Romero Lascano y Piedrabuena está suspendido, como lo ordenó la Corte Suprema de Justicia a partir de una medida cautelar favorable a un planteo del propio Romero Lascano. Herrera Molina, en tanto, había quedado fuera del Jury tras un fallo a su favor de la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo.  El gobernador, José Alperovich, deberá resolver si acepta o rechaza la dimisión de Piedrabuena. Según presumen fuentes del PE, adoptará idéntica posición que con Herrera Molina: como el juez afronta un pedido de destitución, no puede aceptar su apartamiento del cargo. En consecuencia, el futuro de Piedrabuena seguiría el mismo camino que el de su par Herrera Molina: un pleito judicial.  Actualmente, la Corte Suprema debe emitir sentencia respecto del decreto por el que el Ejecutivo rechazó la jubilación de Herrera Molina. El caso llegó fue de la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo al máximo tribunal como consecuencia del otorgamiento del recurso de casación que interpuso la Provincia.

 

En el entorno de Susana Trimarco no fue una sorpresa la renuncia del juez Alberto Piedrabuena para acogerse a los beneficios de la jubilación. Carlos Garmendia, abogado de la madre de María de los Ángeles Verón, aseveró anoche que la dimisión del magistrado integrante del tribunal que absolvió a todos los imputados por el secuestro y prostitución de la joven era “esperable”.  “En enero se decía por Tribunales que él estaba esperando cómo resultaba el amparo que había interpuesto el juez Emilio Herrera Molina para hacer lo mismo. Después, lo alcanzó y benefició la cautelar de su otro par, Eduardo Romero Lascano. Fue llamativa la rapidez con la que salió: a poco de la acusación y cuando hubo una marcha en Tribunales”, resumió el letrado.  Luego, recordó que la presentación de Piedrabuena está condicionada a que se le otorgue el beneficio del 82% móvil, como todos los jueces. “Así las cosas, hay una diferencia entre la situación de Piedrabuena y la de Herrera Molina. Tiene que ver con algo tan importante como la salud. Porque la Cámara en lo Contencioso Administrativo cuando le ordena al gobernador (José Alperovich) que dicte un nuevo acto luego de anular el rechazo de la renuncia, lo hace atento al estado de salud. Y esto no le abre la puerta a Piedrabuena para que renuncie alegremente. Creo que el gobernador puede rechazarla”, explicó convencido.  Garmendia detalló que en el caso de que Piedrabuena obtenga la jubilación, podría en el futuro ser citado eventualmente para actuar como conjuez. “Seguiría siendo juez”, cuestionó. “Evidentemente, el juez no quiere que se revise su accionar durante el juicio”, fustigó.  Trimarco recibió la noticia en Buenos Aires, donde inauguró un seminario sobre trata de personas junto al Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

Fuente: La Gaceta (Tucumán-Argentina)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s