Movilizarán contra la sanción de las leyes para reformar el Poder Judicial

La oposición parece decidida, una vez más, a mostrarse unida contra una avanzada de reformas legislativas provenientes del Gobierno, sea en el tan mencionado 18A o en distintas marchas puntuales de protesta. Sin embargo, la mayoría con que cuentan en ambas Cámaras del Congreso le bastan para aprobar las iniciativas de la llamada “democratización de la Justicia”. El Parlamento movilizado por el kirchnerismo dará esta semana nuevos pasos hacia la sanción de las leyes para reformar el Poder Judicial que impulsa el Gobierno, de los cuales tres aprobará el Senado entre miércoles y jueves y de inmediato los enviará en revisión a la Cámara de Diputados en un trámite marcado por la celeridad. La oposición, que no participó en el debate en comisiones porque acusó al bloque del Frente para la Victoria de intentar sacar los dictámenes sin tocarle una coma, estará en el recinto a dar la discusión, indicaron fuentes de la bancada.

16 de abril

En tanto, el martes se reunirán dos comisiones de Diputados para dictaminar en relación de los otros tres proyectos que integran el paquete y que el Poder Ejecutivo decidió ingresar por la cámara baja por ser menos conflictivos. Hasta el fin de semana, no obstante, no estaba decidido si la Cámara baja tratará el miércoles los proyectos en sesión especial, que sería pedida por el kirchnerismo, o si dejará transcurrir los 8 días que marca el reglamento y los llevará al recinto la semana siguiente.

Como una excepción al debate prácticamente existente sobre las propuestas K, el bloque de senadores kirchneristas convocó a los directivos del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) para que expresen en el Congreso su postura sobre la reforma judicial que impulsa el gobierno y que fue cuestionada por esa organización no gubernamental. Pichetto indicó que se convocó para el martes “a Horacio Verbistky y al directorio del CELS, para escuchar sus propuestas respecto de la iniciativa que regula las medidas cautelares”.

Las acciones de la oposición. Por lo pronto, los principales referentes partidarios de oposición, entre ellos Hermes Binner, Mauricio Macri, Mario Baletta, Fernando “Pino” Solanas y Francisco de Narváez, realizarán mañana martes una movida en defensa de la “independencia judicial” con un acto de presencia en el Palacio de los Tribunales. Participarán, además, los macristas Gabriela Michetti y Federico Pinedo; el jefe de la bancada de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay; la diputada de Unión Por Todos Patricia Bullrich y el peronista disidente Eduardo Amadeo.

De esa reunión surgió un documento firmado por todos los referentes el cual manifiesta que “esta reforma no es para que haya una Justicia mejor, rápida y cercana a la gente, sino para ocuparla con jueces adeptos al Gobierno y preparar el terreno para la impunidad”.  “Estamos todos los partidos de oposición cohesionados, unidos en este tema, y estamos analizando distintas acciones”, informó el diputado denarvaeista Gustavo Ferrari, quien ofició de vocero de la convocatoria.

Respecto del 18A, ahora fue Mauricio Macri quien apoyó el llamado a la convocatoria para el jueves. El máximo referente del PRO se sumó este fin de semana a los dirigentes opositores que se manifestarán contra el Gobierno y criticó con dureza la reforma judicial impulsada por el oficialismo al afirmar que “pone en juego la libertad”. En un mensaje que tituló “Que nadie se quede callado”, Macri pidió sostener “la posibilidad de acceder a un juicio justo, sentirnos protegidos ante un abuso de poder, garantizar que no haya impunidad cuando hay corrupción”. “En definitiva, se pone en juego nuestra libertad. Nuestro futuro”, sentenció.

“Esta semana no es como cualquier otra en nuestro país. Se pone en juego la Justicia, y cuando ella está en juego muchas cosas entran en crisis”, enfatizó el jefe de Gobierno de la Ciudad. Con una nota encabezada por una foto de la bandera argentina con la inscripción “Sin Justicia no hay futuro. 18A”, Macri subrayó: “Juntos podemos cambiar esta historia”, y sentenció que “para eso necesitamos que nadie se quede callado”. De esta forma, Macri se unió a otros dirigentes, como los diputados Elisa Carrió, Patricia Bullrich, Gabriela Michetti y Francisco De Narváez, que también se plegaron a la manifestación del jueves.

En el orden de la Ciudad de Buenos Aires, los partidos porteños Proyecto Sur, Coalición Cívica, Partido Socialista, Partido Socialista Auténtico, el MST y el GEN suscribieron el documento “No hay democracia sin una justicia independiente”, a través del cual rechazan la serie de proyectos de ley con los que el Gobierno pretende reformar la Justicia.

En ese sentido, las distintas fuerzas coincidieron en señalar que “estamos ante el más claro ataque al orden democrático y republicano que se haya dado en las últimas décadas. La excusa de la llamada democratización de la Justicia no logra ocultar los objetivos que hay detrás de la pretendida reforma oficialista: convertir al Poder Judicial en mero apéndice del Gobierno Nacional”.

Los partidos que suscriben este documento convocan por último “a movilizarse en la Ciudad de Buenos Aires y en cada plaza del país con el fin de manifestar que no estamos dispuestos a aceptar ninguna forma de autoritarismo que pretenda desconocer los derechos inalienables del Pueblo, conquistados a través de incansables luchas a lo largo de la historia Argentina”.

Fuente diario Perfil

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s